Diputado José De Mendiguren

“La Argentina productiva está en el interior del país, que trabaja y no especula”

El diputado nacional y Presidente del Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE) José Ignacio de Mendiguren, habló en Cadenas de Valor por la Radio Pública, dio su punto de vista sobre la importancia de transformar la materia prima para exportar productos elaborados y señaló el camino que debería seguir el país para transformar la industria y lograr un desarrollo nacional.

“El modelo que Argentina tiene que implementar, si es que realmente queremos salir de este estado de pobreza, de indigencia, de factores económicos que permanentemente la tiene a la Argentina al borde del default, es aumentar, transformar nuestras materias primas en proteína, láctea, porcina, aviar. Hoy la Argentina cuando exporta una tonelada de trigo o maíz lo hace a razón de 200 dólares la tonelada. Cuando usted eso lo incorpora en carne aviar o en carne porcina congelada, lo transforma en más de 2000 dólares la tonelada. Y si usted tiene otros proyectos, como tiene Entre Ríos en Racedo, con establecimiento del Grupo Motta, hasta llega a la exportación de comidas elaboradas, donde ya estamos en una tonelada arriba de los 5000 dólares. Calcule usted, de 200 dólares como estamos exportando el maíz a granel, usted está cuadriplicando su valor lo que son mayores ingresos para la Argentina, en término de dólares. Pero además está quintuplicando el salario promedio de lo que usted paga. Exportando una tonelada de maíz o de girasol o de trigo no es mucho el empleo que incluye. Pero cuando usted lo transforma en la industria que estamos hablando, allí tiene el empleo de los trabajadores, de los profesionales, de los temas sanitarios que van incluidos en ellos. Eso es lo que yo llamo el desarrollo nacional y si Argentina no va por esto, que es lo que Entre Ríos demuestra, soy terminante: no hay salida. Hoy Argentina está exportando, promedio, a alrededor de 380 dólares la tonelada, pero importa a razón de 1800 dólares la tonelada. Entonces no hace falta ser economista para darse cuenta que estos grandes números al país no le cierran. Entonces, o vamos de través del proyecto que estamos describiendo que Entre Ríos lo representa o tenemos que exportar 30.000 argentinos”.

La nueva Ley agroindustrial

De Mendiguren habló de la nueva Ley Agroindustrial, su visión del país y los proyectos a largo plazo, así como la situación de inversiones en la provincia de Entre Ríos.

“Ahora hay una ley, que lamento que se demore tanto, sobre la cadena agroindustrial, que está entrando al Congreso, que fue hecha de una forma muy interesante, participó toda la cadena del sector agropecuario, el campo y la industria; ya no hay más una diferencia entre los dos, todo lo contrario, deben potenciarse, que precisamente lo que prevé en esta cadena es el agregado de valor local y llevar las exportaciones del sector a 100.000 millones de dólares. Esa es la única solución real para la Argentina, pero también implica llevar la cosecha agrícola a 200 millones de toneladas, acá está perfectamente demostrado que se puede, entonces lo que hay que hacer, que la misma ley lo contempla, son un programa fiscal donde usted beneficia con aportes fiscales importantes a todo lo que se agrega a lo que hoy ya se produce. Es decir, se premia el crecimiento. Y precisamente tiene que ver con esto. Le cuanto un ejemplo concreto. El 85% por ciento del trigo que Argentina exporta, lo exporta a granel, es decir como en la colonia, a 210/220 dólares la tonelada. Ese trigo transformado en harina, ya son 450 dólares la tonelada y si usted lo transforma en pastas y galletitas, 1800 dólares. Fíjese usted cómo cambia totalmente el panorama de ingreso para el país, está sextuplicando el ingreso y, además, como le acabo de decir, el empleo para los trabajadores de los molinos, para los ingenieros, para todos lo que trabajan en el desarrollo de estos productos. No cabe duda que ese es el camino, por supuesto que uno afecta intereses cuando nosotros los desarrollistas planteamos esto, porque las grandes cerealeras multinacionales, la mayoría, su negocio es cargar ese maíz, esa soja, ese trigo en un barco a granel y venderlo en el mundo, porque esto le da además de un gran beneficio económico, político porque usted está manejando la materia prima que los países desarrollados necesitan para elaborar. Entonces, nosotros proponemos prioridad para los cereales argentinos. Quien va a discutir eso en el mundo, estamos afectando gravemente los negocios de los que quieren exportar el maíz y no los pollos, el que quiere exportar el poroto de soja, no el biocombustible o transformado en proteína, una tonelada de carne de cerdo congelado son 2200 dólares. Entonces es tan claro hacia dónde tenemos que conducirnos, salvo que exportemos 30 millones de argentinos o le digamos con toda claridad, tener la valentía de decir Argentina sólo puede insertarse al mundo, pagando bajos salarios y aceptando una pobreza que no vamos a poder mitigar”.

Créditos e inversiones en la Provincia

“He recorrido la provincia de Entre Ríos como presidente del Banco. Estuve en Racedo con el proyecto del Grupo Motta, que es un proyecto extraordinario. Estuve en Galarza en una industria láctea donde todos estamos con créditos a la inversión, créditos hasta 7 años de plazo con hasta dos años de gracia. Crédito que los primeros años tienen una tasa fija del 25% por ciento anual, cuando la inflación a lo mejor dobla esa tasa. Pero nuestra misión no es la visión de las finanzas, que si pueden colocar la plata al 70% lo hacen, y con eso premian la especulación sobre los inversores. Sabemos que estamos perdiendo en término de tasas de interés, pero nuestra misión, como es de largo plazo sabemos, por ejemplo, que el crédito que acabamos de dar en Racedo, o en Galarza, va a significarme de muy corto plazo una exportación agregada en cada una de estas empresas de más del 20%, que estoy facilitando la toma de empleo estable y en blanco en estas localidades, lo cual me significa más aportes jubilatorios, me significa más demanda de trabajadores en la región. Nuestra visión es totalmente distinta, no tiene como principal objetivo la rentabilidad financiera de corto plazo del sector sino la rentabilidad productiva que genera un país en crecimiento. Son dos visiones totalmente distintas de ver al país”.

La salida de la pandemia

El diputado nacional habló del contexto pos pandemia y sostuvo que las crisis en la Argentina nacen en la city porteña a manos de gobiernos especuladores y se liberan gracias a la energía del interior productivo.

“Fui el primer Ministro la Producción de la Argentina en toda su historia, yo era presidente de la Unión Industrial en el año 2001 cuando estalla la convertibilidad y deja el país quebrado con el peor default de la historia de la humanidad. Dieciocho monedas había en el país, ustedes tenían el bono federal, el BOFE, famoso de la quiebra que había significado el país. Bueno, poniendo en marcha este plan económico que estamos hablando, generamos el periodo de crecimiento más largo de la historia argentina entre el 2002 y el 2011, 75% creció el Producto Bruto. ¿Y cómo se generó eso? Así como cuando vienen las crisis de los gobiernos que ponen la base en la especulación financiera, es la city porteña esas 20 manzanas del microcentro la que hace explotar al país, bueno, la recuperación del país, como sucedió en aquella etapa desde el interior hacia Buenos Aires. Es el interior que se despierta, el interior productivo que se despierta. Y tanto lo hizo, que el mismo año 2002 el año de la crisis, Argentina generó 16.500 millones de dólares de superávit comercial. Y el fondo monetario no solamente no nos prestó un peso, sino que cobró 1800 millones de dólares y fíjese usted cómo nos daban por arruinados que le prestó a Brasil, 30.000 millones de dólares, a Uruguay le dio 3000 millones de dólares para protegerlos de lo que iba a ser la onda expansiva de nuestra crisis y ocurrió todo lo contrario. La Argentina debe su liberación de esa energía productiva, de Entre Ríos, de la provincia de Buenos Aires de Córdoba, Corrientes puso al país de pie en menos de un año. Y generó ese crecimiento de diez años consecutivos. Yo no tengo duda que la Argentina del Interior, la Argentina productiva es la que salva a estas crisis que nos llevan gobiernos que basan su economía en la bicicleta financiera, en la especulación financiera. Y cuando esta política se instaura caemos todos, primero la industria, después el campo. Así que hay que tener claro los números que se están conociendo. Vengo de Armstrong, provincia de Santa Fe, donde hay récord de producción en maquinaria agrícola. Vengo de del valle de Río Negro, una empresa exportadora de peras, 3200 personas, están importando ya a 40 países. Y lo hacen en forma directa desde Cipolletti a los supermercados del mundo. ¿Saben lo que esto implica? tienen que abrir el container y directamente la pera va a la góndola, con una profesionalidad enorme. Y así la industria automotriz, vuelve otra vez a la producción de 40 000 unidades por mes. Mi sector, el textil, hoy estamos casi con pleno empleo. Entonces no cabe duda que hay dos argentinas, la que uno ve en los medios de la capital que todo es drama, lo mismo pasó en el 2012, todo es drama, todo es angustia y una argentina del interior, la argentina productiva que se viene recuperando en forma muy fuerte. Es cierto que la pandemia generó semejante bomba atómica acá y en el mundo que todavía no llega como nos gustaría y hace falta a toda la gente, pero el rumbo no me cabe duda que ya lo estamos viendo. Ya no es un rebote, hoy es una clara tendencia. La industrial en su promedio todo hoy ya está un casi 6% por encima del mismo mes del 2019. Y este año a mí no me cabe duda por la reacción que va a haber en el turismo, que vamos a estar creciendo alrededor del 10%, es decir Ya recuperamos todo lo que caímos en la brutal crisis de la pandemia del año pasado”.

Los bancos provinciales

El presidente del BICE planteó los ejes para continuar con el crecimiento, la lucha contra la inflación y el papel de los bancos provinciales.

“Primero hay que mantener el rumbo del crecimiento, que nosotros no dudemos en seguir dando los créditos para que las empresas se puedan recuperar. Pero el tema que más nos queda ahora pendiente y es una tarea de todos que tenemos que dar una lucha sin cuartel es la inflación. Y esto no es fácil pero no solamente en la Argentina, el mundo el año pasado se debatió en dos propuestas muy claras: que los gobiernos no intervengan, dejando al mercado, o salir con una fuerte intervención para que la Economía no se destruya. Estados Unidos para tomar un ejemplo. Fíjese que tuvo un déficit del 13% del producto, mayor que el nuestro, nosotros 8%. Y hoy está soportando una inflación que la triplica, estaban en 1.6% y está cerrando en 6% y pico, más que la triplicó; pero no dejó caer a la economía. Nosotros en una situación mucho más débil, no teníamos reservas, traíamos el arrastre de una inflación del 50% del Gobierno anterior. Bueno, el Gobierno el año pasado decidió salir al rescate de las empresas. Y yo como pymes asistí al mayor rescate que tenga memoria del sector público a la pyme. Ahora bien, esto ayudó a la inflación, no cabe duda, Ahora. ¿Cuál era la alternativa?¿Tener hoy 3 puntos menos de inflación y 30.000 pymes muertas? Hay que ser claro.

Yo he firmado con todas las provincias que tienen sociedades de garantía recíproca, que esto es muy importante, porque como banco tengo que cumplir las normas del Banco Central y son muy complicadas para financiar la inversión. No están pensadas para eso. Están pensado para una banca donde el sector financiero lucra solamente, entonces lo que hacemos para poder ser más flexible la calificación de las pymes, es a través de la Sociedad de Garantía Recíproca, nos facilitan esta tarea. Entonces después podemos prestarle sin tantos requisitos. Pero si hoy hay una idea generalizada de no dejar caer las empresas. Yo con el Gobierno anterior discutía mucho, se nos caían 40 pymes por día. Y cuando uno iba a reclamar una moratoria, la baja de la tasa de interés, nos decían que era imposible, que este era el rumbo y solamente había que hacer lo mismo, pero más rápido. O sea, a mi hoy me gustaría una definición de qué se piensa hacia el futuro. Nosotros no dejamos caer las empresas y si no la dejamos caer en lo peor de la crisis, no lo vamos a hacer ahora que se están todas recuperando. Ahora es inimaginable una recuperación sobre un cementerio de empresas. Entonces hay que valorar eso. Hoy la inflación es preocupante vamos a hacer todo lo posible para bajarla, Pero sepamos que parte de ella también tiene que ver con una emisión que el año pasado permitió que 30.000 pymes funcionaran bien”.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on pinterest
Entre Ríos adecuará sus frigoríficos al sistema de comercialización por troceo
Se concretó la primera exportación del año desde los puertos entrerrianos
CAFMAdespidió el año junto al secretario Jorge Solmi
“La Provincia convocará a proyectos de innovación en empresas”
Firma de convenio de pasantías con la empresa Molinos
Ramiro Caminos asume la presidencia de Enersa
Ir arriba